lunes, diciembre 17, 2007

El dia después de mañana...

Si, con el titulo hago referencia a la pelicula... Quizá sea un poco exagerdo, pero desde que escucho a los locales decir cosas como: "This is crazy", "Unreal", "Unbelievable"... entonces empiezo a creer que es asi nomás...

La de ayer fué grande en serio, de eso no cabe la menor duda, pero lo interesante es ver lo cerca que estamos este año de los records...

Transcribo del diario 24 heures

    Rumbo al record

    Según los especialistas, el sudoeste de Québec va a escribir una nueva página en los registros de la meteorologia. Desde hace 40 años que el sur del recorrido del San Lorenzo ha sido afectado por tales intemperies.
    En 1966, Montréal fué sacudida por dos temporales de 35 y 26 cm.

    El record de precipitaciones para el mes de diciembre es de 118.1 cm en 1972. Este año ya cayeron 104cm...
Y eso que el invierno no comenzó!

Hoy pude sacar muchas fotos, las iré clasificando y posteando en la semana...

4 comentarios:

Gus dijo...

Mirá... En esa película ocurre una ola de frío total que llega hasta la mitad de USA... Yo también me acuerdo :)

Pero pensá que en el mundo hubo muchas glaciaciones y obviamente Montreal está en el caminito de los hielitos :))

Sin embargo, las especies sobrevivieron y el hombre también.

Tal vez por eso existen los nómades, las aves migratorias y los inmigrantes :)))

Jacqueline dijo...

Qué susto!!!

Esa foto me pone los pelos de punta.

Hay que estar loco para vivir en un clima así, no sé a quién se le ocurre!!!

Xel-Ha dijo...

Gus: Demás está decir que lo dije en sentido figurado, pero ver todo con la capa blanca que hay ahora me dio exactamente la sensacion de esa pelicula...

La mejor parte de esa pelicula es cuando el presidente de EEUU pide por favor a México que abra sus fronteras... esa parte es gloriosa... :D

jacqueline: De verdad! Hay que tener algun que otro cable cruzado en la cabeza! sino no tiene explicación posible!

Gabriel dijo...

A mis hijos les gustó -e impresionó- tanto esta película, que hicieron una 'vaquita' y la compraron. Les encanta.